Skip to main content

Consejos para nadar sin lesiones este verano

  • 11 de julio de 2022 –
    Fisioterapia de Tres Cantos

Raquel Trinidad Moreno –

El verano, el calor, la piscina, el mar…invitan a darse un buen chapuzón y a echar unos largos.

Es frecuente pensar que es buen momento para hacer algo de deporte, la natación me va a venir fenomenal para soltar tensión de la espalda, hacer algo de ejercicio y que además todo esto no me va a poder lesionar, y por supuesto que estamos en lo cierto. Nadar es un deporte estupendo, pero debemos tener en cuenta que no estamos exentos de sufrir alguna molestia o incluso lesión si la técnica no es la adecuada.

Aquí os voy a dejar algunos sencillos consejos para reducir esos riesgos, no sin antes aclarar que lo más adecuado es que un profesional cualificado nos enseñe bien la técnica y nos corrija los errores que cometemos, que como en cualquier deporte, tardaremos algún tiempo en aprender a interiorizarlo, aún así muchas veces el leerlo nos va a hacer pensar en ello y poder empezar por hacer pequeños cambios que seguro nos van a beneficiar.

Realiza un pequeño calentamiento de unos 5 minutos empezando por tu cuello, hombros y brazos, tronco, cintura, pelvis y caderas y, por último, rodillas y tobillos. Unos 10 ejercicios de movilización suaves de cada articulación en sus movimientos naturales, que seguramente hayamos hecho en otras prácticas, bastarán para ponernos en marcha.

Hacer la técnica de cada estilo de natación no es cosa sencilla, pero es muy importante para sacar el máximo provecho a nuestro esfuerzo, evitando además que tengamos lesiones por malos gestos o acciones inadecuadas.

El estilo que es más frecuente que hagamos y a su vez el más lesivo, es el crol o estilo libre.

Uno de los errores más frecuentes es sacar la cabeza por un solo lado a la vez que elevamos la cabeza sacándola del agua realizando una inclinación de la misma para respirar. Aquí el consejo es el siguiente: intenta mantener tu columna cervical alineada con el cuerpo en una línea totalmente horizontal (mantén tu mentón hacia tu esternón) y saca la cabeza cada vez hacia un lado. Si no lo consigues puede ser buena opción ir con tubo para respirar.

En el afán de mantenernos elevados sobre el agua, otro error común es realizar una hipertensión de la zona lumbar (arquear en exceso) y debemos entender que cada persona tiene una flotabilidad y si mantenemos una línea horizontal con nuestro cuerpo, ofreceremos menos resistencia al agua y será más fácil avanzar.

Dar patadas y brazadas bruscas y profundas, también dificultarán nuestro avance y nos hará realizar movimientos más forzados de nuestras articulaciones y es relativamente sencillo concentrarnos en la suavidad en nuestros gestos.

Realizar unos suaves estiramientos al finalizar es también aconsejable para terminar más relajados nuestra práctica.

Lógicamente esto no pretende ser una guía profesional, pero sí una pequeña lectura que nos puede hacer interiorizar e intentar poner en práctica cosas que no nos habíamos planteado antes y que estoy segura de que a más de una y uno les puede ayudar.

El verano está para disfrutarlo a tope y si es con salud, muchísimo mejor.  Por ello en Motriz Fisioterapia tendremos nuestras puertas abiertas durante todo el verano para poder atenderos. Además de nuestras clases presenciales u online, siquieres seguir practicando pilates desde tu lugar de vacaciones.

pressnorte ecoembes 890 150

Compartir Artículo

Banner Carrefour
Banner inquietudhosting.com

Noticias Relacionadas