Herramientas de accesibilidad

Skip to main content

¿Crisis de pareja, separación? en qué te puede ayudar un psicólogo

  • 16 de enero de 2023 –
    Psicología de Tres Cantos, Salud de Tres Cantos

Por Victoria Trabazo

Ante una crisis de pareja un profesional de la psicología puede intervenir en tres momentos claves: antes, durante y tras el proceso de separación. En cada momento el papel del profesional será distinto.

Antes de una separación la intervención del psicólogo puede ser muy diversa. Lo más habitual es que el psicólogo intervenga desde un enfoque clínico, es decir, como terapeuta de pareja con el objetivo de buscar soluciones al problema en particular. Problemas de comunicación, diferencias de opiniones, dificultades en la esfera sexual, infidelidades o desgaste debido a la convivencia suelen ser los motivos más habituales de consulta.

Otra forma de intervención, normalmente ya decidida la separación, sería la actuación como mediador en un proceso de “Mediación”. La mediación familiar, cada vez es más habitual en nuestro país, es un proceso negociador en el que se ayuda a tomar decisiones acerca de la separación. La mediación no es un proceso terapéutico como la terapia de pareja, sin embargo, a medio y largo plazo resulta muy beneficioso si tenemos en cuenta que con ella se consigue minimizar el impacto que supone una separación matrimonial tanto en la pareja como en los hijos menores.

En la mediación el psicólogo interviene normalmente con un abogado. En estos casos, los profesionales actúan de forma imparcial, ayudan a que la pareja, de forma activa, tome sus propias decisiones, sobre todo en aquellos puntos más conflictivos como pueden ser los acuerdos económicos o la guarda y custodia de los menores. Tras la mediación se redacta un documento que puede servir como base para la tramitación legal de una separación de mutuo acuerdo.

También durante la separación el profesional de la psicología puede actuar desde un punto de vista clínico, prestando apoyo en el momento de la crisis desde una terapia individual a los miembros de la pareja o a los menores, según la necesidad. 

Desde un punto de vista forense o pericial, el psicólogo también puede desempeñar un importante papel en este momento del proceso. Los informes periciales se realizan en este ámbito para evaluar la situación y ofrecer más información a los jueces durante el proceso de toma de decisiones acerca de la guarda y custodia. A la hora de valorar cual es la mejor opción sobre la guarda y custodia, el psicólogo debe buscar la opción que mejor se adapte a las necesidades de los menores dependiendo de las características individuales de cada caso y el momento en particular.

Tras la separación, el profesional de la psicología puede ayudar a afrontar los cambios tanto a alguno de los progenitores como a los menores si así lo necesitan. Además, también es frecuente que transcurrida la separación puedan realizarse asesoramientos y evaluaciones a nivel pericial ante posibles cambios en la custodia o discrepancias de los progenitores.

Estas intervenciones pueden realizarse tanto desde un ámbito privado como público, dependiendo de los recursos disponibles en cada caso, pero para garantizar que el asesoramiento sea el adecuado, es imprescindible que los profesionales de la psicología tengan una formación y experiencia que les cualifique para realizar la terapia de pareja, la mediación o la evaluación pericial según sea el caso. 

Si se encuentra en alguna de estas circunstancias no dude en pedir ayuda, un profesional de la psicología puede ayudarle a superar las dificultades.


Compartir Artículo

Banner Carrefour
Banner inquietudhosting.com