Skip to main content

Más que nunca: paz y concordia

  • 12 de diciembre de 2023 –
    Política de Tres Cantos

El mundo se enfrenta a retos económicos, humanitarios, científicos y sociales de dimensiones inabarcables si no lo hace desde el consenso. A estas alturas del siglo XXI no podemos dar pábulo a quienes pretenden llevarnos atrás en el tiempo, ignorando evidencias como Filomena, las pandemias globales, la desertificación, hambrunas, migraciones y conflictos armados.

Y en ese contexto tampoco ayuda que nos enfrentemos con violencia a todo y a todos los que no piensan como nosotros. La Historia, con mayúsculas, nos enseña que ese camino no lleva a ninguna buena parte. 

La paz y la concordia no son recetas fáciles. Nunca lo fueron. Pero en otro tiempo no tan lejano hemos sido capaces de alcanzarlas. Y es un patrimonio que no podemos perder sin defenderlo con la mejor arma que tenemos: la palabra.

No tenemos que vencer sino convencer. Y este mes que siempre termina en blanca Navidad, lleno de buenos propósitos y mejores deseos de felicidad para todos, incluye también una celebración que no debería pasar inadvertida: los 45 años de paz, libertad y estabilidad que los españoles nos dimos con la Constitución de 1978. Deberíamos ser conscientes de lo que ha supuesto para los españoles, viniendo de donde veníamos. De lo difícil que tuvo que ser, para quienes la redactaron, ponerse de acuerdo creando un marco que tendría que reunir a millones y millones de personas diferentes siendo capaz de priorizar sus semejanzas, los intereses de todos por encima de los particulares.

Si uno lo piensa, parece mentira que en aquel contexto fuera posible el entendimiento, la paz social. Y sin embargo, aquí estamos.

Por eso no debería parecer mentira que ahora nos cueste tanto alcanzar el consenso en los grandes asuntos que nos atañen a todos.  Así que tal vez, en este preludio de un tiempo en el que nos deseamos paz y felicidad, podamos aprovechar para desearnos también concordia.

Aunque no llegará sola. Tendremos que esforzarnos todos y volver a poner el interés general por delante. La confrontación política que hoy se respira debería dejar paso, de nuevo, a una rivalidad política sana. Y que las diferencias puedan dirimirse donde y como debe hacerse: en los parlamentos, en los tribunales llegado el caso, pero nunca con actitudes antidemocráticas y violentas. Siempre con la batalla dialéctica y la argumentación como único escenario.

Tres Cantos es un ejemplo de prosperidad, de solidaridad, de convivencia multicultural -111 nacionalidades-, de inclusión y de calidad de vida. Hagamos que sea también un ejemplo para todos de paz y de concordia, no sólo en estas semanas festivas de diciembre y enero, sino todo el año.

Feliz Navidad para todos.

pressnorte ecoembes 890 150

Compartir Artículo

Banner Carrefour
Banner inquietudhosting.com

Noticias Relacionadas